martes, 8 de agosto de 2017

RESEÑA: Los chicos del calendario 2 - Febrero, Marzo y Abril

¡Holiii! Bueno parece que poco a poco voy cogiéndole el ritmo de nuevo al blog y lo hago justo en esa época en la que el resto de bloggers aprovechan para irse de holidays. Si es que lo mío es ir a contracorriente. En fin, que os traigo la reseña de la segunda parte de Los chicos del calendario de Candela Ríos, ejemplar cedido por una de las editoriales que mas me gustan, que es TITANIA, así que muchísimas gracias por el libro y vamos allá.

"Los chicos del calendario - Febrero, Marzo y Abril" - Candela Ríos | 2016 | Romántica | 2 de 5 | Precio: 14,25 € (Papel) | Lo quiero ♥

Soy
Candela Ríos, una chica normal con una vida corriente… O al menos lo era hasta que mi novio, ahora ex, me dejó por Instagram. ¡Por Instagram! Por si eso fuera poco, Abril, mi mejor amiga, me grabó sin que me diera cuenta y colgó el vídeo en Youtube.

Así nacieron “Los chicos del calendario” y así empezó el año más excitante de mi vida. Se supone que tengo que recorrer España y buscar un chico que valga la pena. La revista para la que antes trabajaba como redactora del montón ha organizado un concurso y el país entero me está ayudando a buscar al chico del calendario. No sé si lo encontraré, pero me estoy encontrando a mí misma y por primera vez en mucho tiempo estoy viviendo de verdad.

El chico de enero fue Salvador Barver y con él vi las estrellas y el mar como no los había visto nunca. ¿He cambiado de opinión sobre los hombres? No. ¿He ido en moto hasta acantilados, he besado a un chico que ha puesto mi mundo del revés, he descubierto todo lo que puede hacerse en un ascensor y que la pasión a lo bestia existe? Sí, pero eso no es lo más importante. Salvador se ha ido, o eso dice, y yo sigo adelante.

Los chicos del calendario 1 Enero | RESEÑA
Los chicos del calendario 2 Febrero, Marzo y Abril 
Los chicos del calendario 3 Mayo, Junio y Julio | PUBLICADO
Los chicos del calendario 4 Agosto, Septiembre y Octubre |PUBLICADO
Los chicos del calendario 5 Noviembre y Diciembre | PRÓXIMAMENTE 


¡ATENCIÓN! Si no has leído el primero es probable que en esta reseña se intuyan cosas sobre lo que sucede en él, no sé si serán spoilers, pero por si acaso sigue leyendo bajo tu responsabilidad ☺

Como bien dice la sinopsis, en el primer libro de esta serie de cinco, conocemos a Candela Ríos una joven periodista a la que su ex deja de forma rastrera a través de una foto en Instagram, lo que acaba provocándole un agudo ataque de verborrea instigado por unos cuantos gintonic, que su amiga Abril acaba grabando y subiendo a Youtube. Siendo el vídeo tal éxito que acaba dando lugar al proyecto Los chicos del calendario en el que Candela emprende un viaje por toda España en el que tratará de buscar un solo hombre que le demuestre que, en su género, aun existen especímenes que merecen la pena. 

El chico de Enero fue Salvador Barver, que a parte de ser un hombre lleno de secretos es su jefe. Y a pesar de que con él, Cande ha vivido experiencias y sensaciones que los han cambiado a los dos, al final el susodicho acaba largándose, cual ardillita asustada, y ella debe continuar con su misión.

Por eso esta historia comienza de nuevo en Febrero, con Jorge Agreste, un ex futbolista retirado que entrena a un grupo de críos en Granada, como chico del mes. Allí, en el sur, Candela aprenderá muchas cosas, entre ellas que no debemos juzgar nunca a nadie sin antes darle la oportunidad de conocerlo. Que quizás, existen personas que proyectan al exterior, imágenes que poco o nada se corresponden con lo que son. Este será un mes divertido y tierno en el que nuestra protagonista quizá no encuentre al hombre que le devuelva la fe en el género masculino, pero sí dará con alguien con el que encajará desde el minuto uno en una bonita amistad. 

«Jorge me ha enseñado que un equipo es tan fuerte como su miembro más débil y que los buenos jugadores, como las personas, son aquellos que anteponen el bien de los demás al suyo propio»

De ahí, nos fuimos a Haro, un pueblito pequeño de La Rioja en el que Cande conoció al chico de Marzo, Víctor. Un científico un poco loco y huraño que no puso las cosas nada fáciles a la periodista. Sin embargo y de nuevo, la primera impresión de una persona puede ser poco fiel a lo que ella es en realidad y, con el paso de los capítulos, pudimos ver a un Víctor más cariñoso y atento que es capaz de sacrificar toda su vida por estar al lado de su familia. Un chico con máscara de hierro pero corazón de oro que posee un punto canalla y atrapante que nos va dejando ver poco a poco. Del chico de Marzo Candela aprende una lección importante en la vida como es enfrentarse a los problemas. No a dejarlos pasar mientras suceden si no a plantarles cara y hacer algo para solucionarlos. Aunque duelan y hagan daño o aunque puedan destruirte solo con pensar en ellos.

«De Víctor he aprendido que la paciencia es una virtud que no poseo y que necesito cultivar, y que el buen vino, como las cosas que valen la pena de verdad, necesitan tiempo»

El final de este libro lo vivimos en Muros, un pueblo costero precioso de la provincia de A Coruña, al que Candela viajó para conocer al chico de Abril, Bernal Nogueira. Un seductor nato por el que suspiran todas y cada una de las féminas del pueblo. Un chico con encanto que es totalmente consciente del efecto que tiene y disfruta plenamente de su condición de Casanova. Arqueólogo de profesión, Bernal reside en Muros durante su búsqueda de yacimientos antiguos en uno de los montes del pueblo. Pueblo al que lo atan muchas más cosas que la arqueología o las ganas de descubrir nada, pero que él es incapaz de asumir. Divertido, alocado y testarudo, Bernal es un chico que, al final, será capaz de encontrar su camino en la vida si antes consigue vencer  a sus demonios y superar el pasado.

«Porque pensé que un hombre que pone tanto empeño en demostrar que es el peor hombre del mundo, debe tener un motivo muy interesante para hacerlo» 

También tengo que deciros que durante estos tres meses, descubriremos que Salvador no se ha ido del todo como aseguró en Enero. Si no  que regresará a la vida de Candela en pequeñas dosis que conseguirán que nuestra protagonista se vuelva un poco loca tratando de entender el porqué de las cosas que hace su obtuso jefe. Un jefe que, os juro, que cada día me cae peor porque me pasa lo mismo que a Cande: no logro entenderlo. Y como no logro entenderlo y las cosas que hace no tienen sentido pues acabo cogiéndole una manía tan visceral como ilógica que espero poder ir cambiando (o acrecentando) en las próximas entregas.







«En fin, que Los chicos del Calendario 2 es una buena continuación del primero (de hecho, a mí me gustó más este) donde conocemos a tres chicos fantásticos (cada uno a su manera) que enseñarán a Cande, que a lo mejor no son el mejor chico de España, pero que sí son capaces de enseñarle algo. Me muero por empezar el siguiente.»


 Puntuación: 4,5 de 5

Y hasta aquí al reseña de hoy, ¿que os ha parecido? ¿Os apetece leer el libro? ¿Habíais leído el primero? Dejadme vuestras opiniones en los comentarios. 



Besos enormes Libro Adictos