viernes, 23 de febrero de 2018

RESEÑA: No eres mi tipo

¡Hola, hola familia libroadicta! Aquí me tenéis de nuevo. Es viernes y aunque por rango de edad aun me considero una persona joven (tengo 26 años) últimamente mis finales de semana se reducen a hacerle un agujero al sofá mientras leo, escribo, reseño o veo series y películas. El espíritu viejuno me ha poseído y lo cierto es que nos hemos hecho muy buenos amigos,así que...
En fin, que os traigo reseña. Una reseña de otro libro muy divertido que he disfrutado mucho. ¡Seguid leyendo!


TÍTULO: No eres mi tipo
AUTORA: Chloe Santana
GÉNERO: Comedia Romántica
AÑO:2018
EDITORIAL: Suma
Autoconclusivo
PRECIO: 16,05€ (Tapa Blanda)

Querido diario:

Esta soy yo. Torpe, bocazas y experta en meterme en líos. Mi psicóloga dice que hay que tomarse la vida con humor, pero sinceramente no le veo la gracia a que mi novio de toda la vida me haya dejado por otra. O a que mis padres vayan a divorciarse después de treinta años juntos. ¿El mundo se ha vuelto loco? ¿Es que ya nadie cree en el amor?

Pero, hey, no pienses que mi vida es tan mala. Tengo un gato llamado Apolo, escribo en mis ratos libres y acabo de encontrar un empleo como secretaria del señor míster Simpatía. Lo de míster Simpatía es ironía, por supuesto, porque mi jefe es un tipo serio, frío y me da a mí que un poco amargado. ¡Y está como un queso! Cada vez que no repara en mi existencia -la mayor parte del tiempo-, me quedo observándolo con cara de placer. ¿El único problema? Además de tener novia, me mira como si yo fuese el bicho más raro del planeta.

¡Qué se le va a hacer! De ilusión también se vive...

Me llamo Ana, tengo veinticinco años y soy una pringada. Esta es mi historia.
Ana tiene 25 años y ya está cansada de la vida. Bueno, rectifico, no está cansada de la vida solo de la suya que parece incapaz de remontar el vuelo tras la ruptura con su exnovio. Estancada en un puesto de cajera de supermercado que no la llena y con la sensación constante de no estar haciendo nada con su vida, Ana decide acudir a una psicóloga cuyo consejo más efectivo es recomendarle que escriba un diario. Un diario en el que vuelque su día a día y en el que confiese sus miedos y sus sensaciones más sinceras. Así es como Pepe llega a sus manos para ser testigo principal de todo lo que está a punto de cambiarle la vida con solo cambiar de trabajo.

Y es que la casualidad y quizá el destino deciden, que, tras abandonar su antiguo empleo, Ana acabe consiguiendo un estupendo puesto de secretaria que tiene como única pega el servir a un borde, frío y guapo empresario. Porque Ángel Ferrer no se caracteriza principalmente por ser una persona amable y atenta con sus empleados, si no por ser un auténtico ogro con todo aquel que osa trabajar para él. En especial si son sus secretarias y si esa secretaria es una chica guapa y deslenguada con escaso filtro mental y que suelta cualquier cosa que se le pase por la cabeza. Un montón de cualidades que acabarán por sacar al señor Ferrer de sus casillas una media de unas 100 veces al día mientras poco a poco se lo va ganando.

Ángel jamás creyó que esa perfecta alocada sin pelos en la lengua podría ganárselo. Ana tiene claro que alguien como Ángel Ferrer jamás podría ser su tipo. Y sin embargo, el destino traicionero se empeñará en demostrarles que quizá el tipo de uno, no es, al final, el que uno creía.

─Habla inglés y francés fluidamente.
─Yes.
Puso los ojos en blanco. Aquello me pasaba por hacerme la graciosa.
─Tiene una formación legal, ¿Cree que encajaría en una agencia de publicidad?
─Oh, por supuesto. Me encanta la publicidad. Jamás me saltó los anuncios de televisión, se lo juro.
Pero Ana, ¿Qué te pasa?
Después de “Cariño, cuanto te odio” necesitaba seguir con la comedia romántica porque sinceramente estoy en una etapa que me apetece más reírme que emocionarme. Así que, indagando un poco vi que este libro tenía una pinta estupenda y me hice con él. Y lo he disfrutado muchísimo. Analicémoslo.

Empezaré hablándoos de la trama. Una trama típica de comedia romántica en la que un jefe serio y frío se enamora de una secretaria que está un poco loca y no tiene filtro mental. Y es verdad que a estas alturas debería ser ya una trama manida y muy quemada con la que deberíamos disfrutar mucho menos, pero en este caso para mí ha sido como si fuera la primera vez que leía algo así. Bien llevada, bien traída y muy muy divertida, me ha parecido una trama sencilla, pero con un je ne se quois que consiguió atraparme.

De los personajes, diré que me han encantado todos pero que Ana se ha convertido de lleno en una de mis protas femeninas favoritas tras este libro.
Ella es alocada, sincera y una deslenguada de cuidado. A sus 25 años le es imposible no soltar cualquier cosa que se le pasa por la cabeza sin pensar antes en si debe hacerlo. Tras la ruptura con su ex, Ana se encuentra en un momento de bajón en el que se siente atrapada en una vida que no le llena y un trabajo del que no disfruta. Así que, un día, simplemente decide darle una patada a todo y empezar de cero con nuevos propósitos y nuevas metas. Y aunque las circunstancias no se lo pondrán nada fácil, ella luchará como una jabata por conseguirlo. Es un personaje que evoluciona mucho a lo largo de la historia.

Por otro lado, Ángel es un personaje que a priori me cayó fatal. Es serio, frío y tiene un humor de perros. Trabajar con él puede ser una tortura y hasta podemos ver escenas en las que trata de una forma muy bestia a alguno de sus empleados. Sin embargo, a medida que Ana se va introduciendo en su vida y la historia va avanzando, se puede ver un señor Ferrer muy diferente y prácticamente irreconocible. Pero es que hasta los Ogros pueden tener su lado tierno ¿no? Y si no que se lo digan al bueno Shrek.

De los secundarios, la verdad es que no sabemos mucho pero sí puedo deciros que me quedo con un pequeño personaje de carita adorable y carácter endemoniado y con la madre de Ana que me ha sacado de quicio muchas más veces de las que recuerdo.

Por último, de la pluma de la autora tengo que decir que me ha gustado mucho. No había leído nada de ella con anterioridad pero tengo claro que sí que lo haré en un futuro. Su manera sencilla y natural de contar unida a su estupendo humor hacen de este libro un remanso de paz y diversión que te atrapa. Me ha fascinado. 


«En resumen, No eres mi tipo es una historia divertida, entretenida y atrapante que te mantendrá pegada a sus páginas desde el minuto uno sin que a penas te des cuenta. Os lo recomiendo 100%».

Puntuación: 5 de 5


¿Qué os parece? ¿Lo habéis leído? ¿Os apetece hacerlo? Dejadme vuestras impresiones en los comentarios y si queréis recomendadme más libros de este género. 

Nos vemos en la próxima, familia