sábado, 22 de abril de 2017

RESEÑA: La magia de ser nosotros

¡Hola, hola familia! Llevo diez días sin aparecer por aquí, pero al fin he conseguido un huequito. Y como este es muy pequeño, vamos a ir directos al meollo, para que también puede pasarme a comentar vuestros blogs xD. Así que ¡vamos allá!


"La magia de ser nosotros" - Elísabet Benavent | 2017 | Romántica | Bilogía Sofía 2 | Precio: 16,06 € (Papel) | Lo quiero ♥





Sofía intenta seguir adelante... pero nada es lo mismo sin Héctor.

Sofía siente que se traiciona cuando un nuevo futuro se cuela en su vida.

Sofía enmudece al ver a Héctor en el Alejandría tras siete meses de silencio.

Héctor ha vuelto con un perdón en los labios y un hilo rojo como aliado.

Sofía y Héctor lucharán para volver a ser magia, pero ¿se puede mantener el amor sin renunciar a los sueños?





Pues aquí tenemos el desenlace de la última bilogía de la estupenda Elísabet Benavent. Dos libros llenos de magia y amor que te robarán el corazón.

Sofía y Héctor llevan meses separados. Meses en los que la distancia debería haber sanado un poco la herida lacerante que ambos cargan tras su separación. Sin embargo, eso no sucede. El tiempo que llevan separados solo les ha servido a ambos para darse cuenta de lo tremendamente especial que era lo que compartieron. A pesar de haberlo ensuciado de todas las maneras posibles. Por eso cuando vuelven a encontrarse ambos deben aprender a superar sus miedos y encauzar, de nuevo, algo que es mágico pero que no es fácil. Desconfianzas, miedos y rencillas, amenazan con hacer de algo precioso un caos sin sentido y muy doloroso. ¿Lograrán hacer el truco definitivo que les permita quedarse con la magia?


«Cuando descubres lo que significa vivir con magia y te la quitan es como si hubieran bajado la intensidad de la luz en todas partes».

Como veis, en este caso el resumen que siempre os hago de la novela en cuestión es como el de La magia de ser Sofía: claro, conciso y sin demasiada información que pueda enturbiaros el placer de leer esta historia.  Porque aunque en esta ocasión me ha costado un poco más meterme en el libro, no deja de ser una trama y una historia increíblemente bonita. Desglosemoslo todo.

La trama. Como he dicho, la trama en esta última parte continúa casi en el mismo punto donde termina la primera. Para ser exactos continúa siete meses después de La magia de ser Sofía. Los hechos que Elisabet nos cuenta en este desenlace van muy en la línea de la introspeccón propia y la superación de los miedos que conlleva querer sin saber hacerlo del modo correcto. Miedos de quién cree haber encontrado la magia pero siente que se le desvanece entre los dedos. Los miedos propios de quien teme que la historia se repita volviendo a sufrir del modo atroz en el que ambos lo hicieron.
En este punto he de decir que, por primera vez, he encontrado algo de un libro de Benavent que me ha gustado un poco menos. Y es que el principio de este libro es demasiado lento para mi gusto. Gran parte de la primera mitad del libro son reflexiones que, a pesar de ser intensas y muy sabias, para mí son un poco excesivas llegando a cansarme un pelín. Pero nada que te impida o te dificulte seguir leyendo.

Los personajes. En este aspecto las diferencias que puedan existir con respecto a La magia de ser Sofía, tienen mucho que ver con los momentos concretos que van viviendo a lo largo de la historia. Así mismo, podemos ver una Sofía reflexiva y comedida que avanza muy despacio y con el freno de mano puesto ante el miedo terrible a volver a darlo todo y a perderlo después. De cara al final, en cambio, lo que vemos es como el dolor y la frustración la convierten en alguien infeliz y retraída que no aprecia para nada lo que tiene al lado.
En cuanto a Héctor, podemos decir que no existen muchos cambios en su actitud desde el principio hasta el final de la novela. Unicamente vemos dos picos importantes, uno en las primeras páginas y otra en las últimas. Durante el resto del tiempo se aprecia que él ha vuelto con una determinada idea que pretende cumplir a toda costa y pase lo que pase.

Con respecto a los secundarios, tenemos que hablar de nuevo de Oliver, el mejor amigo de Sofía, que sigue tratando de encontrar su camino tras esa careta de ligón prepotente que siempre lleva puesta. El problema es que ese escudo le había servido hasta el momento en que se dio cuenta de que, saltar de cama en cama, ya no le llenaba en absoluto. Bueno cuando tuvo esa revelación y cuando se cruzó en su camino cierta pelirroja de labios fucsia.
Y aquí también tengo que hablaros del Alejandría. Por que en esta novela ese local lleno de magia con olor a cacao y café es el rey de los personajes. Con él empieza todo y con el todo termina. Con su barra de madera antigua y rozada por los años, con sus mesas y sofás viejos pero con esa personalidad atrapante, con el señor Ramón, la opositora, Abel, Lolo y Sofía. Con todas las personas que consideran ese local como una extensión más de su casa, de su vida y de sí mismos. Es magia, y es mi personaje favorito de esta bilogía.

«El Alejandría era el motivo por el que me di cuenta de que cualquier pequeña magia puede hacernos feliz».

La forma narrativa como siempre con Elísabet es perfecta. Coloquial, natural y sencilla. Con una metáforas y unas reflexiones que te atrapan y te hacen mirar muy dentro de ti a cada palabra escrita. Te atraviesan el pecho y lo llenan de las partículas de polvo mágico que nos transmiten Sofía, Héctor y los demás. Puro deleite.



«En resumen, La magia de ser nosotros es el desenlace perfecto de una bilogía perfecta, con una trama perfecta y unos personajes perfectos. Es instrospección, reflexión, dolor y amor a raudales. Y es magia, mucha magia.»


Puntuación: 4,5 de 5

¿Que os parece? ¿Lo habéis leído? ¿Os apetece? Dejadmelo en los comentarios.

Muchos besotes Libro Adictos ♥