lunes, 25 de marzo de 2019

[RESEÑA] Todas las benditas decisiones

¡Hola, hola libro adictos! Nueva semana, nueva reseña. Una que tenía en el cajón de pendientes de subir desde hace ya ni se sabe. Y menos mal que me la he encontrado de casualidad, porque sería un gran sacrilegio que no os subiese el análisis de una novela que me ha gustado tanto. ¡Seguid leyendo!

TÍTULO: Todas las benditas decisiones
AUTORA: May Boeken
GÉNERO: Romántica
AÑO: 2018
EDITORIAL: Phoebe Romántica
Everlasting Wound #2
PRECIO: 17,05€ (Papel) / 4,74€ (Ebook)
Lo quiero ♥
Después de la ruptura con Gary, Rebeka se refugia en casa de su hermano en Hallerburg, Alemania, para reorientar su vida e intentar olvidar cuanto antes al rockero norirlandés. Se siente perdida, herida y cabreada. Lo echa mucho de menos, pero se niega a recular e intentar arreglar las cosas con él.

A base de juergas en el Rocco’s —un peculiar bar ilegal—, los cuestionables consejos de su amiga Ana y una nueva amistad con su vecino Daniel —un espécimen germano guapo a rabiar—, consigue recuperar el rumbo. Pero lo que tiene el amor es que viene sin avisar y a veces llega sin llamar…
¿Su relación con Daniel se convertirá en amistad-algo-más? ¿O existirán las casualidades cósmicas y volverá a aparecer Gary en su vida?
Rebeka y Gary no han acabado bien. Los acontecimientos acaecidos en aquella maldita habitación de hotel los ha llevado a una separación que no parece tener retorno. Por eso, cada uno a su manera, ambos deciden huir. Gary se refugia en sí mismo y en su propia miseria. Beka se larga a Alemania con la excusa de visitar a su hermano. Ninguno de los dos es capaz de lidiar con sus sentimientos y ninguno de los dos pretende intentarlo.

En Alemania, Rebeka se siente a salvo, tranquila, en paz. Al menos aquellos cortos espacios de tiempo en los que consigue dejar de pensar en Gary. Por suerte, la llegada de Daniel (el amigo y vecino de su hermano) logrará encender una luz a la que enfocarse para poder salir de su inevitable espiral de autodestrucción. Daniel es guapo, atento y el chico estable que Beka necesita en este momento. No más bandazos, no más locuras. Sola la calma que Daniel le transmite, es lo que le conviene ahora.

Pero ¿qué pasa cuando nuestro corazón y nuestra cabeza discurren por senderos separados? ¿Cuándo la razón nos grita una cosa pero nuestra alma no deja de tirar de nosotros en dirección contraria? ¿Qué se hace entonces? Rebeka no tiene ni idea pero, cuando menos se lo espera, se verá en la encrucijada de tener que tomar esa decisión. ¿Qué elegirá?

«Te quiero más de lo que nadie podría quererte jamás, más de lo que he querido a nadie y, por lo visto, más de lo que mereces que te quiera. Esa es la razón por la que te he alejado de mí» 

Leí la primera parte de este libro hace un tiempo y, como todas las que lo hemos hecho, caí rendida a los pies de Gary. Por eso, no podía quedarme sin saber cómo acababa su historia y, lo cierto, es que su final no me ha defraudado en absoluto. Analicemos, que me ha parecido.

Empezaré hablándoos de la pluma de la autora. Como ya dije en la reseña de la primera parte (enlace AQUÍ) la manera de narrar de May me atrapó desde el primer momento. Me parece ágil, natural y extremadamente divertida, lo que, por supuesto, a mí me encanta. Y en el caso de esta segunda parte, seguimos en lo mismo. El estilo no ha cambiado y por ello a mí esta autora me sigue teniendo atrapada entre sus letras.


De la trama me quedo con todo al 100%. Con su esencia, con su manera de ser desarrollada, con su evolución y, por supuesto, con la cantidad de sentimientos que contiene. En este caso, comenzamos la historia justo donde la dejamos: con Beka huyendo de Gary y con Gary hundido en la mierda. Ambos se han hecho mucho daño y ambos necesitan espacio. Y Rebeka necesita tanto que huye con su hermano a Alemania donde conocerá a Daniel. Un chico que le aporta todo aquello que cree que Gary no puede darle: calma, estabilidad, facilidades. Sin embargo, Gary reaparecerá poniendo sus emociones en jaque y obligándola a presenciar la cruel batalla entre su cabeza y su corazón.

Y me encanta como May ha tratado el tema de que, a veces lo que necesitamos no es lo que queremos y al revés. Que nuestra razón y nuestra alma no tienen por qué discurrir hacia el mismo lado. Y que, cuando eso sucede, tomar la decisión correcta se antoja del todo imposible. Porque, creo, en esos casos no existe una decisión correcta.

Por último, os hablaré de los personajes. De ese Gary con el que me ha encantado reecontrarme, de una Rebeka que me ha caído un poco mal esta vez y de Daniel. Por partes.

Gary sigue siendo Gary. Inestable, pasional, alocado. Sigue siendo el mismo chico de sonrisa eterna que no para de hacer bromas y que siempre consigue sacarte una sonrisa. Sin embargo, esta vez lo vemos un poco más maduro, con las cosas más claras y con una decisión tomada. Sigue siendo nuestro Gary, pero quizá haya madurado bastante en todo el proceso.

Rebeka, en esta segunda parte no me ha caído demasiado bien, pero solo por una cuestión de percepción personal. El caso, es que no me ha gustado demasiado lo cobarde y poco fiel que me ha parecido que era a sus sentimientos. Ella sabía que su corazón era de Gary desde el principio, y aun así, se convenció a sí misma de que lo que necesitaba no lo iba a encontrar en él y debía forzarse a conocer a otro que era poco menos que la antítesis de nuestro rokero.

No sé, esas actitudes no me han gustado porque yo soy de las que siempre se guían por el corazón y tiene a su cabeza en modo mute. Si bien es verdad, que la pila de hostias que me he llevado para mí se quedan, por que vaya tela. Sin embargo, sigo siendo así, un poco como Gary. Y eso me ha impedido empatizar demasiado esta vez con Rebeka. Pero vamos, que como veis es solo una cuestión personal.

Finalmente, os hablaré de Daniel. Un chico atento, cariñoso y muy muy especial que me ha encantado pero que no he disfrutado como debería porque sentía que estaba entrometiéndose entre mi Gary y su amor verdadero. Sí, soy gilipollas xD. En fin, que me ha parecido un chico fantástico con el que, a veces he sentido, que Beka jugaba un poco amparada en sus indecisiones.



«En resumen, Todas las benditas decisiones, es un final estupendo, para una bilogía estupenda, con unos personajes estupendos y una autora aún más estupenda. No podéis, ni debéis perdéroslo».


Puntuación: 4 de 5  

¿Que os parece la reseña? ¿Conocéis la saga? ¿Que os pareció el final? Dejadme vuestros comentarios y nos leemos.


Un besote familia





9 comentarios:

  1. Hola!
    Tengo la primera parte en el kindle, así que en cuando pueda me pongo con ella.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Yo no leí la primera parte pero parece la clase de libro que me suele gustar. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Hooooola, Tamiii !!!
    Ay, la verdad es que no sé si leeré este libro. No lo había visto antes ni lo conocía, así que ya veremos qué voy a hacer. No se ve como uno de los libros que suelo disfrutar, pero uno nunca sabe, ¿no?
    MUCHAS GRACIAS POR LA RESEÑAAAAAA <3 HA SIDO UN VERDADERO PLACER VENIR A LEERTE tfsydghf :D
    Un beso! Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Este tipo de libro me llama mucho, porque no suelo leerlo, pero nunca digas nunca, pero por el momento nope. Muchas gracias por la reseña y me alegro que te haya gustado, ¡besos!

    ResponderEliminar

¿Vas a comentar? ¡Mil gracias! Los bloggers vivimos de la satisfacción de que alguien comente nuestras entradas. Te contestaré a la mayor brevedad ;)