viernes, 3 de febrero de 2017

SUEÑA, LUCHA, VIVE ♣

¡Hola amores! Ya estoy por aquí de nuevo y hoy con algo muy. muy especial. Como ya sabréis, hace un tiempo empecé a publicar en el blog los primeros capítulos de mi proyecto de novela aunque me quedé en el ocho y hace ya meses que no he seguido subiendo más. ¿Por qué? Sencillo. Cuando empecé con el proyecto, en realidad, lo hice sin el menor convencimiento de que pudiese salir algo potable y real de todo ello. Por eso, cuando me di cuenta de quizás me había subestimado y que a lo mejor podía crear algo lo suficientemente aceptable, decidí dejar de subirlo. Y no porque no quiera que lo leais, que es ese es mi gran sueño (bueno, que lo leais y que os guste xD) sino porque al continuar escribiendo también he ido modificando cosas de los capítulos iniciales para hacer que todo empezase a ir cuadrando y cogiendo forma. Así que no quería marearos con mis idas y venidas literarias (que son muchas) y hacer que acabaseis por no pillar gran cosa de la historia. Pero sigo escribiendo, y me sigo esforzando día a día por sacar adelante un proyecto personal que cada vez es más tangible y mas real. Porque a veces, solo tenemos que lanzarnos al vacío y empezar a luchar por lo que más queremos. Sin red. Sin seguridad alguna. Pero con todo el convencimiento de que podemos lograrlo.

Así que en esta línea, he escrito la reflexión que os traigo hoy y que podéis descubrir si seguís leyendo.




Es tarde y fuera llueve como si no existiese un mañana, pero quien sabe, quizá no exista. Porque la vida no es más que una sucesión de días en los que nunca sabes si el final está tan cerca que puede soplarte en la nuca o tan lejos que aún no puedes vislumbralo. No importa lo mucho que tú te empeñes en auto convencerte de que aún queda mucho, porque en realidad, por dentro, solo estás evitando pensar en que es posible que hoy suceda lo inevitable. Pero ¿qué más podemos hacer? Nada, porque da igual lo tranquila o asustada que estés ante el desenlace, al final, siempre te acaba alcanzando. Es algo que no puedes cambiar, que no puedes evitar, contra lo que no puedes luchar.

¿Que qué sentido tiene entonces? Todo. Si te paras a pensarlo, tiene todo el sentido del mundo. Saber que todo tiene una fecha de caducidad, incluida tu vida y la vida de todos aquellos a los que quieres, es lo que le da verdadero sentido a la palabra vivir. Saber, que quizá no exista un mañana en el que amar, reír, llorar, saltar, disfrutar…es lo que nos otorga la posibilidad de realmente sentir esas cosas. ¿Quién lucharía por sus sueños ahora, si sabe que vivirá eternamente? ¿Quién le diría todos los días te quiero a alguien, si sabe que tiene toda la eternidad para hacerlo? ¿Qué nos haría apreciar lo que tenemos, si nunca experimentamos el miedo a perderlo?
La vida es eso, vivir permanentemente en un estado catártico de miedo a lo que vendrá. De nerviosismo ante lo que pueda pasar. De dolor anticipado por lo que pueda llegar a suceder. Y no es malo. Es vivir. Es la vida, en toda su jodida plenitud y decadencia.

Por eso estoy aquí, ahora mismo, escribiendo estas letras. Porque es mi sueño y por qué es lo que deseo hacer antes de que todo esto desaparezca ante mis ojos sin que apenas me dé cuenta. Y no sé si lo hago bien, mal o fatal. Pero lo hago. Lo hago, porque no quiero que algún día (mañana, dentro de meses o dentro de años) la oscuridad me pille en bragas y sin haberme atrevido a luchar y a vivir. Lo hago, porque tengo la oportunidad y quizás mañana no la tenga. Lo hago, porque sé que en algún momento diré adiós a algo, a alguien o a mí misma y quiero consolarme con que al menos he logrado entender el reto de la vida, su intríngulis, su razón de ser.

Así que aquí estoy, frente al ordenador, tarde y mientras fuera llueve a mares, pero dentro de mí misma brilla el jodido sol. Por qué lo intento, porque lucho, porque corro para alcanzar mis sueños, aunque ellos se empeñen en correr más rápido. Por qué sé, que si me esfuerzo lo suficiente en algún momento los alcanzaré. Porque sé que, aunque la vida vaya deprisa yo tengo la capacidad de vivir también a su ritmo. Porque quiero saber que en el futuro podré volver la vista atrás y sonreírle a mi pasado desde la nube de mis sueños alcanzados.


♣ SUEÑA, LUCHA, VIVE ♣

Espero que os haya gustado y sobre todo que os sirva para daros cuenta que la mejor forma de alcanzar nuestro sueños es luchando por ellos como si fuese el último día en que podemos hacerlo. Dejadme vuestras impresiones y opiniones en los comentarios.


Un beso enoooorme Libro Adictos ♥