sábado, 21 de mayo de 2016

LUCHA, SIEMPRE LUCHA

Su mundo era raro. La oscuridad se cernía sobre cada parte del camino que sus pies voluntariamente habían decidido seguir. Caminaba por la vida como quien camina por el corredor de una prisión hacia  la muerte inminente a la que ha sido condenado. Las cosas pasaban a su alrededor y ni siquiera era consiente de si le afectaban en alguna medida o simplemente optaban por ignorarla como ella hacía con ellas. 







En esa época, ella solo era un cuerpo, un cuerpo con el que no estaba a gusto y que odiaba casi tanto como se odiaba a si misma por dejar que le afectara.  Un cuerpo que no era más que el absurdo pero necesario contenedor de un alma rota en mil pedazos por la persona que peor le había hecho sentir en toda su vida y que además era la única que podía hacerle ver la luz al final del interminable túnel en el que se había convertido su existencia. Y cuando cayó en la cuenta de que solo ella sería capaz de salvarla, algo dentro de si volvió a la vida. Como un "clic" imperceptible en su cerebro y su corazón, que le hicieron ver, por primera vez en mucho tiempo, que la única salida era luchar. 
Así que hizo lo que, en el fondo, sabía que debía haber hecho hace mucho tiempo, se levantó de la cama, se maquilló, se peinó, se subió a los tacones (o se puso las zapatillas de deporte) y salió a la calle a comerse el mundo antes de que el mundo se la comiese a ella. Y cuando la resplandeciente luz del sol le iluminó la cara, ya no le quedaron dudas. La época de vivir en la oscuridad se había acabado y aunque seguía siendo una chica vulnerable que sufría cada uno de los días de su vida, todas las mañanas se levantaba con más fuerza, para demostrarle al mundo que allí seguía ella, a pesar de que nadie pudiese entender como ese pequeño cuerpecillo podía albergar semejante cantidad de dolor y fuerza a partes iguales. Pero ya no había marcha atrás, rendirse no entraba en sus planes y ya solo podía tirarse el hacha a la espalda y luchar de forma salvaje hasta su último aliento. Luchar contra todo y contra todos, pero sobre todo luchar contra el enemigo mas duro y despiadado al que nadie pueda enfrentarse jamás...Porque de la lucha contra uno mismo solo puede salir un vencedor. ,














Stay Strong Libro Adictos!