jueves, 26 de julio de 2018

[RESEÑA] Seremos recuerdos

¡Hola de nuevo familia! Estas semana que estoy de vacaciones, estoy intentando ponerme al día con todo el tema del blog y demás, porque llevo un retraso alucinante. De momento, os traigo una nueva reseña de una de las referentes. ¡Seguid leyendo!


TÍTULO: Seremos recuerdos
AUTORA: Elísabet Benavent
GÉNERO: Romántica
AÑO: 2018
EDITORIAL: Suma de letras
Bilogía Recuerdos y Canciones II
PRECIO: 16,05€
Lo quiero ♥
Macarena ha conseguido poner su vida y su trabajo en orden.
Macarena cree que Candela es la ayudante que necesita.
Macarena empieza de nuevo.
Leo sigue presente... como amigo.
Y mientras Macarena vuela...
Jimena se obsesiona con el pasado de Samuel,
Adriana no puede seguir luchando contra ella misma.
Porque las canciones que fuimos se convierten en pasado.
Porque los recuerdos que seremos son el futuro.

Una obra escrita para las personas valientes que se atrevan a aceptarse como son.

Macarena sigue su historia justo donde la dejó: con el corazón en un puño y la firme determinación de que esta vez sí. Esta vez, su historia con Leo se ha acabado para siempre. Y como no hay nada mejor que huir de todo cuando uno intenta huir de sí mismo, Maca acaba en Valencia en casa de sus padres con la firme intención de olvidar. Olvidar sus recuerdos juntos, las canciones que suenan a ellos y olvidar al fin a Leo, aunque solamente sea en el plano romántico de la ecuación.

Sin embargo, la vida casi nunca nos lleva por los derroteros por los que deseamos ir. Sobre todo, cuando con el paso del tiempo acabas por darte cuenta de que, quizá, él ya no sea él y tú tampoco seas tú. Que los errores del pasado los cometieran otras personas. Y que la ventaja que otorga la perspectiva y la distancia sea el detonante de un nuevo y definitivo comienzo, mucho más esperanzador. Porque lo fuimos, quizá, pueda convertirnos en lo que seremos.  
Y lo poco que yo sé es que si no es contigo, a la mierda, no es con nadie. Y no nací para morirme solo. Nací para ti.

Segunda parte de la bilogía “Canciones de y recuerdos” de la gran Beta Coqueta. Como sabéis referente del mundillo y, para mí, espejo en el que mirarme de cara a lo que algún día me gustaría ser.
No sé si os lo había dicho pero con su anterior bilogía “La magia de ser Sofía” (Reseña AQUÍ) y “La magia de ser nosotros” (Reseña AQUÍ), no logré conectar a los niveles en los que solía hacerlo con los libros de Eli. En esos dos, era como que me faltaba algo de complicidad y empatía tanto con los personajes como con la historia. Me gustaron, claro que lo hicieron, como todo lo que esa mujer escribe. Pero no llegaron ni de lejos a acercarse al grado de disfrute experimentado con cualquiera de sus anteriores libros. Así que, con estos temía que me pasara lo mismo. Pero no, ambas partes me han encantado y voy a analizaros el por qué.

Empecemos por la pluma de Elísabet Benavent que tiene pocos peros que yo pueda sacarle. Es coloquial, natural y sincera. Sincera en el sentido de que no se deja ninguna palabra en el tintero solo por el hecho de que sea malsonante u obscena. Y eso lo adoro, porque yo paso de leerme un libro que parece que me está contando un señor con barbas escapado de la Edad Media. A mí, contadme como si fuerais mis amigas de toda la vida narrándome sus historias. Y eso hace Eli y yo me dejo atrapar por su pluma hasta extremos en los que alucinaríais. Es genial.

De la trama, me quedo con esa introspección en su justa medida que siempre caracteriza las historias de Beta y que, aunque con Sofía me resultaron lentas y pesadas, en este caso me animaron la historia. Porque son reales. Tan reales como la vida misma y eso dota de mayor realidad a los personajes y también a la historia.


En esta parte las tres amigas tendrán que seguir enfrentándose a sus miedos y reticencias poniendo en una balanza sus egos y sus orgullos en pos de lo que las hace felices. Jimena con sus locuras, Adri con su dulzura y Macarena con su vida telenovela que te mantiene pegada al libro sin remedio alguno.

Por último, de los personajes no quiero contaros demasiado porque sus tramas hay que vivirlas sin condicionantes o ideas preconcebidas. Hay que sorprenderse con ellas, alegrarse, enfadarse, enamorarse y desesperarse. Hay que sentirlas en carne propia y eso solo se consigue si vas a ciegas con esta historia. Así que solo os daré cuatro pinceladas de cada una de ellas.

Maca, sigue luchando contra sus recuerdos. Y cuando al fin gana la batalla empieza a tener que luchar contra otros nuevos que son los que desea poder crear en su futuro a partir del presente. Ese presente que ha cambiado tanto que ni siquiera se reconoce a sí misma en la Maca de hace años. Y tampoco lo hace con él.

Adriana se ha llevado el golpe de su vida y, sin embargo, es la primera vez en su vida que se reconoce a sí misma en el espejo. Pero la realidad no es tan sencilla, y aunque ahora se entienda mejor, eso no le hace más fácil el proceso real de dejar que el mundo la vea.

Jimena sigue igual de loca y chalada por un tío al que no acaba de comprender pero al que no tiene intención de plantear sus dudas. Por eso emprende un cruzada salvaje y loca por su cuenta que va a acabar desvelando sus peores temores y haciéndole a Sam mucho más complicado seguir con ella. 


«En resumen, Seremos recuerdos es un final estupendamente entretenido y emocionante para una bilogía con la que creo que Eli ha vuelto un poco a sus orígenes. A su Valeria, a su Alba, a su Martina…Solo puedo animaros a que le deis a Beta la oportunidad de volver a enamoraros».

Puntuación: 4 de 5


Eso es todo libro adictos, ¿qué os parece el libro? ¿Habéis leído el anterior? ¿Os apetece hacerlo? Dejadme vuestras opiniones en los comentarios.


Hasta la próxima libro adictos