lunes, 17 de octubre de 2016

RESEÑA: Cruzando los límites

¡Buenas gentucilla! Hoy es día de reseña, así que os traigo un libro que sé que ha gustado muchisimo en el mundillo literario romántico. También sé que hace meses (quizá años, no sé) que este libro se publicó, pero tengo ciertas manías con los libros de estreno. Si queréis conocer alguna de mis manías y además saber que me ha parecido el libro, no dejéis de leer.




Savannah no entiende por qué todo el mundo se empeña en que vuelva con Brian. ¿A nadie le importa la razón por la que rompieron? Quizá debería hacerse la tonta y aceptar que su perfecto, brillante y universitario novio se acostó con otra chica en el asiento trasero de su coche, destrozando su pequeño universo y sus planes de futuro.

Caleb es todo lo contrario a Brian, alguien poco recomendable. Es insolente, descarado y temperamental, y posee una mirada capaz de provocar incendios. Savannah conoce el peligro que supone acercarse a él. Sin embargo, ahora que el chico ha regresado a la ciudad, lo que hace unos años solo era un amor platónico e infantil amenaza con transformarse en algo muy real… y convertir su último verano, antes de ir a la universidad, en el más excitante de toda su vida.




<< Savannah vive en un pequeño y acogedor pueblo en el que las diferencias de clases son más que notables. Los pobres viven en sus pequeñas y modestas casas en el barrio, mientras que los más adinerados gozan de las excelentes vistas de la colina. Ambos separados por unos pocos kilómetros en los que los prejuicios y las diferencias parecen concentrarse por miles. Ella es de las más afortunadas. Su familia es acomodada y goza de un enorme prestigio en el pueblo. Se rodea de la gente más snob de la zona y su novio es hijo del hombre más conocido de la ciudad. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y así se lo ha demostrado Brian acostándose con la chica más guapa de los bajos barrios. ¿Y ahora todo el mundo le dice que debe perdonarle? ¡Y una mierda! Savannah no está por la labor de girar la cara y cerrar los ojos mientras su novio la humilla de esa manera. Le da igual lo que digan las estiradas de sus amigas o la cotilla de su suegra, no piensa volver con él. Y sobre todo desde la vuelta de Caleb al pueblo.Ese chico del que estuvo enamorada durante toda su adolescencia.
Caleb es el chico más impredecible, temerario y violento que ha visto Port Pleasant. O eso es lo que sus vecinos cotillean desde que se marchó del pueblo hace unos cuantos años. Aunque en realidad no tienen ni puñetera idea de lo que hablan. Caleb es especial y siempre lo ha sido, aunque nunca porque lo haya deseado. Es más si en su mano estuviera, cambiaría todo su pasado si con eso consiguiera dejar de ser quién es. Pero, eso es imposible, así que lo único que puede hacer es intentar mantener el control sobre sus emociones y arrebatos lo máximo posible.
Cuando el cruel destino le arrebata a su hermano de forma trágica, Caleb regresa al pueblo que le vio nacer y del que alberga los peores recuerdos de su vida. Aunque lo que nunca esperaría es encontrarse allí el único motivo real por el que sería capaz de intentar ser una mejor persona. Un motivo que hasta hace unos días ni siquiera recordaba haber visto en su vida. Sin embargo una vez que la ves, ya no puedes dejar de hacerlo.

Pero las circunstancias no se lo pondrán fácil. Caleb debe lidiar con sus demonios al mismo tiempo que evita que le afecten a ella. Savannah sin embargo debe vencer sus propios prejuicios si quiere encontrarse a sí misma de una vez. Amor y odio. Miedo y rencor. ¿Puede una persona cruzar todos sus límites y seguir siendo ella misma? >>


—Anoche, cuando te quedaste durmiendo sobre mí, me pregunté por primera vez en mi vida cómo sería estar con la misma persona un día... y otro... y otro... Cómo sería estar contigo de esa forma, que solo fueras tú.
—¿Y encontraste la respuesta? —preguntó ella, con la respiración atascada en la garganta.
Caleb asintió y le dio un beso en los nudillos antes de contestar.
—Sí, lo tuve claro en cuanto me di cuenta de que te echaba de menos aun teniéndote conmigo.
Como ya he dicho arriba "Cruzando los límites" es un libro que lleva ya unos meses a la venta, concretamente unos 16. Y precisamente ese es motivo justo por el que he decidido no leerlo antes. Como os dije, tengo ciertas manías con respecto a los libros de actualidad, y la más destacable es que nunca me leo un libro cuando está en pleno boom. ¿Por qué? Pues porque cuando un libro sale a la venta y todo el mundo habla de él, los que nos movemos en este mundillo siempre leemos montones de comentarios y reseñas al respecto, por lo que empezarlo sin tener una idea predeterminada y encasillada ya debido al resto de críticas es prácticamente imposible. Así lo que yo hago, es esperarme unos cuantos meses a que las aguas se calmen, y ya luego lanzarme a la piscina de cabeza. Manías que una tiene ;)

En fin, con respecto a esta fantástica novela de María Martínez he de decir que me ha enganchado desde el principio. La trama invertida del chico pobre y la chica rica me ha parecido entretenida, ya que acostumbra a ser al revés. Sin embargo, ha medida que te adentras en la historia, vas notando que la novela no se trata de un simple romance juvenil. Si no que en ella tienen lugar escenas y situaciones muy cotidianas que te hacen reflexionar sobre ellas.
Por ejemplo, uno de los temas que más se trata es la diferencia social entre Savannah y Caleb. Ella muy rica, el pobre y lleno de estigmas que la sociedad le ha endosado sin siquiera conocer su historia personal. Ambos residentes en un pequeño pueblo, en el que todos conocen a todos, pero nadie puede salirse de la linea que su clase social le marca. Por suerte, yo nunca he tenido que lidiar con algo así, pero si tuviese que hacerlo me daría mucha pena prejuzgar a los demás por su ropa, su coche o su casa. Y sí, lo sé en realidad es algo que se hace muy a menudo, aunque sea sin llegar a los extremos que se marcan en el libro pero, os prometo que a partir de ahora yo intentaré caer menos en esos típicos tópicos clasistas que tan arraigados tenemos todos.

Otra parte interesante de la novela, son sus personajes. Todos ellos con unas personalidades sólidas y realistas que te hacen empatizar desde el minuto cero. Y no solo los protagonistas eh, sino también aquellos más secundarios, que si te paras a escuchar te atrapan de igual forma que Caleb o Savannah.

Y ni siquiera os voy a hablar de los giros inesperados de la trama, que te dejarán sin aliento y preguntandote a ti misma "WHAT?".
Vamos que para mí, es un libro facil de leer, etntretenido y muy recomendable. Y si tuviese que poner un pero sería, que en ocasiones a narrativa se vuelve un poco, demasiado formal. Aunque en otras es muy natural y coloquial.

Puntuación: 4 de 5
 ¿Que os ha parecido? ¿Lo habéis leído? ¿Os apetece? Ya sabéis, dejadme vuestros comentarios!!

Besotes Libro Adictos;)