lunes, 31 de octubre de 2016

RESEÑA: Fuiste mi verano (Daniela nº2)

¡Holiiita! Hoy vengo con la segunda parte de la bilogía Daniela de Neïra. Una autora que me ha ganado a cada frase. ¡Vamos allá!

"Fuiste mi verano" - Neïra | Romántica | 2016 | Precio: 2.99€ (Ebook) | 2 de 2Lo quiero:)


La vida de Daniela ha dado un giro completo en los últimos meses, un cambio radical al que, inevitablemente, tiene que adaptarse. Si echa la vista atrás, todo es diferente. Martín y Nieves ya forman parte de su pasado, un pasado que siente muy lejano. Pero no solo ellos han desaparecido de su vida, sino que Luca, el mismo chico que fue para ella una balsa a la que aferrarse con fuerza para no ahogarse, también lo ha hecho y Daniela se ve obligada a aprender a caminar sola.
Lo que pasa es que, en ocasiones, el azar hace de las suyas y se inmiscuye en ese camino, haciendo que nos crucemos con personas que creímos que nunca regresarían. Y todo vuelve. Y de repente el camino es más pedregoso de lo que parecía. Y caerse es demasiado fácil.
Daniela se enfrenta al presente con más cargas que nunca, con sentimientos que se le anudan en el estómago y que se esfuerza por esconder, con un pasado convertido en cicatriz, pero, pese a todo ello, con unas inmensas ganas de vivir, ser más ella misma que nunca y conseguir todo aquello que cree merecer.



El mundo a vuelto a girar y la vida de Daniela lo ha hecho con él. Igual que le pasó aquella mañana de invierno con Martín y Nieves. Solo que esta vez parece que incluso duele más, Y es que Luca se fue dejando un vacío inmenso y difícil de rellenar con algo distinto al odio y al rencor. 
Y es que Fuiste mi verano es la historia de como la vida de Daniela evoluciona hacia una madurez que se había retrasado ya lo suficiente. De como, lo que en algún momento nos hace daño, con el tiempo puede ser la lección de vida más importante de nuestra existencia. 
Porque conocerse a uno mismo es primordial si después se quiere conocer a otra persona. Porque la base de la vida es quererse a uno mismo se queremos querer a los demás. Y ese es el aprendizaje al que Daniela debe hacer frente. Aunque se pase los meses acordándose de Luca y, porqué no decirlo, de toda su familia. 

(...) "No sé por qué tendemos a temer tanto el estar solos. Sé que no le ocurre a todo el mundo, pero hay una tendencia general a entrar en un estado de pánico tras una ruptura ante la posibilidad de no encontrar a nadie con quien compartir tu vida. ¿Y qué? ¿Qué importa si eso sucede? Nada, absolutamente nada; volcar la posibilidad de ser feliz en la existencia de otra persona es la única raíz del problema, ni más ni menos."

Pero darse cuenta de que es hora de madurar y crecer no es fácil. Y los seres humanos solemos optar por  el camino más rápido aunque no siempre sea el más sencillo de andar. Eso hace Daniela cuando el jodido destino se empeña en poner ante su puerta aquello que jamás pensó que regresaría. Y es que, como bien dice Neïra, la venganza es horrible, aunque a veces nos empeñemos en que es algo que el universo nos debe por toda la mierda que nos han hecho antes. Lo que pasa, es que con el tiempo te das cuenta de que en una venganza nunca hay vencedores. Ambas partes salen SIEMPRE perdiendo.

En Fuiste mi verano ha habido ocasiones en las que casi me he visto dandole una colleja a Daniela para que se decida de una vez. Perdonar o no, no es tan difícil coño. Sin embargo, cuando lo he pensado de forma fría y calmada, me he dado cuenta de que perdonar o no, no siempre es tan facil como parece. Es algo que depende mucho de la personalidad y la forma de ver la vida de cada persona. Incluso tu estado de ánimo influye de forma importante en la decisión. Y este es un aspecto que Neïra plasma a la perfección en su obra.

Al final, de esta novela extraigo cosas tan importante como que, querer a alguien es maravilloso y está muy bien, pero que nunca debes querer a nadie por encima de lo que te quieres a ti. Porque hacer depender tu vida de otra persona que no seas tu, nunca es una muestra de amor si no más bien una falta de amor propio. Y da igual que el destino parezca empeñado en juntar tu camino con alguien, porque si no estás preparado para amar queriéndote también a ti, las cosas no funcionarán. Todo tiene su momento y si tiene que ser será. Pero quererse a uno mismo es la única forma de querer a los demás.

"Y es que el amor no consiste en buscar a esa persona que no puede vivir sin ti y sin la que tu tampoco puedes hacerlo, sino que consiste en no necesitarla para vivir, pero elegir hacerlo a su lado."
En fin, Fuiste mi verano es una maravilla de obra que disfrutarás mucho más si eres capaz de ver más a allá de la historia en sí misma. Si consigues identificarte con Daniela y con Luca. Con su manera de hacer las cosas y el porqué de las mismas. NO podéis perdérosla.

Puntuación: 5 de 5
¿Lo habéis leído? ¿Que os ha parecido? ¿Os apetece leeroslo? Dejadme vuestros comentarios!!

Besotes Libro Adictos:)